DPM Promociones Médicas aceptará devoluciones de productos dentro de los primeros 14 días, a contar desde la fecha de recepción de la mercancía por el cliente, y siempre que se cumplan las condiciones que exige la Ley 47/2002, reguladora de la ordenación de comercio.

El cliente contactará previamente con DPM Promociones Médicas y una vez autorizada la devolución, se le indicará la dirección de envío de la mercancía y las condiciones para que dicha devolución sea aceptada.


La mercancía debe retornarse en su embalaje original, en perfecto estado y protegido. Debe recibirse en nuestro almacén dentro de los 14 días siguientes a la aceptación de la devolución. Si no se recibe dentro de este plazo, la devolución será rechazada.

Una vez recibida y comprobada que está en perfectas condiciones, se procederá a la devolución del importe del material sin incluir los gastos de envío.


DPM se reserva el derecho de abonar una cantidad inferior en caso de que el material no llegue en perfectas condiciones o con todos sus accesorios.


Los gastos de transporte originados por la devolución correrán a cargo del cliente.

En general no se aceptarán devoluciones de aquellos productos que una vez comprados hayan quedado descatalogados.

Productos dañados por el transporte:


Para poder tramitar una reclamación por daños durante el transporte, debe notificarlo a la agencia de transportes en un plazo máximo de 24 horas, o bien si el embalaje externo se encuentra deteriorado en el momento de la entrega, indicarlo en el albarán que se firma al recibir el pedido. Una vez realizada la reclamación, DPM se hace cargo de la recogida del producto dañado, se procede al envío de un producto en perfecto estado sin ningún coste para el cliente.

Producto defectuoso:

DPM se hace cargo de todos los gastos derivados de la entrega al cliente de un producto defectuoso, siempre que el cliente realice la reclamación dentro de los 14 días siguientes a la fecha de entrega. Pasado este plazo entra en vigor la garantía que ofrezca el fabricante de cada producto. Las condiciones y cobertura de la garantía varían en cada caso. El cliente deberá preparar el producto para su recogida, embalándolo de forma que llegue en perfecto estado, y con la dirección que le facilitemos indicada en el exterior del embalaje.